La custodia compartida de la mascota familiar

La custodia compartida de la mascota familiar

Written by Gloria Calderón on Domingo, 07 Abril 2019. Posted in Mi mascota es un ser sensible

Regulación régimen de visitas de la mascota en parejas de hecho

Custodia de la mascota

 

Medida cautelar sobre custodia compartida de la mascota en una pareja de hecho


Quien tiene una mascota, sabe que no se trata de una “cosa” (bien mueble)  sino que es uno más de la familia. Nuestras mascotas nos acompañan y  alegran la vida, son seres a los que cuidamos y con los que se establece un vínculo muy especial.

 

Cuando en las familias las parejas se separan, además de regular el reparto de bienes, la custodia de los hijos, su  régimen de alimentos, la pensión compensatoria...., también se ha de tener en consideración el régimen que afecta a la mascota con la que hemos generado unos lazos muy especiales de cariño y convivencia.


 Si se trata de un matrimonio, ello se regulará a través de los juzgados de familia. Cada vez se dan más situaciones de parejas no matrimoniales en cuyo caso deberemos acudir a los Juzgados de Primera Instancia no especializados en derecho de Familia.

 

El caso que este despacho ha tramitado es precisamente este, el de  una pareja de hecho que tras años de convivencia, cesan en la misma y comienzan caminos por separado. Tienen un perro en común y necesitan regular el régimen de visitas del mismo.

 

El auto dictado por un Juzgado de Primera Instancia de Valladolid, regula como medida cautelar la custodia compartida de la mascota (un perro),  atendiendo a criterios de interés «de los miembros de la familia y el bienestar del animal». «Los animales no son cosas, sino seres dotados de sensibilidad, lo que implica que en determinados aspectos no se aplique supletoriamente el régimen jurídico de las cosas, sino que se ha respetar su cualidad de ser sensible»,

 

Dicho auto ha sido impecablemente fundamentado, amparado en el Protocolo sobre Protección de Animales que figura en el Tratado Constituyente de la Unión Europea de 1997, que se firmó en Ámsterdam, y en el que se considera a los animales de compañía como «seres sensibles».

 

La normativa europea relativa al tratamiento de las mascotas: 
Este reconocimiento como principio general fue pleno dentro de la UE en el año 2009, mediante el Tratado de Lisboa, «en el que se exige que los estados respeten las exigencias en materia de bienestar de los animales como seres sensibles».

 Ordenamientos jurídicos de Austria, Suiza, Bélgica, Francia y Portugal han incorporado a su legislación Civil, Penal, y Procesal el Estatuto Jurídico de los animales, en donde se diferencia, por un lado, a los animales de las personas, y por otro, las cosas y otras formas de vida como son las plantas.

 

La normativa española considera hoy a los seres como un bien mueble o cosa, cuando ya desde el año 2003 el Código Penal distingue entre los daños a los animales domésticos y los objetos.

 «Los animales no son cosas, sino seres dotados de sensibilidad, lo que implica que en determinados aspectos no se aplique supletoriamente el régimen jurídico de las cosas, sino que se ha respetar su cualidad de ser sensible», donde se sostiene que la propiedad y el derecho de uso y disfrute del animal no deben de prevalecer sobre el bienestar del mismo, «sobre todo cuando se producen crisis matrimoniales o establecimientos de custodias de los animales de compañía». (enlace :El Norte de Castilla)

Sobre el autor

Gloria Calderón

Gloria Calderón

Licenciada en Derecho por la Universidad de Valladolid.
"Nuestra máxima es el rigor y la profesionalidad, ofreciendo una atención personalizada y dando agilidad e inmediatez en todas las gestiones encomendadas, logramos que el trabajo en equipo finalice con el mayor éxito de quien confía en nosotros."

 

Leave a comment

You are commenting as guest.

En cumplimiento con la ley RGPD te recordamos que al navegar por este sitio estás aceptando el uso de cookies. Leer más