La mediación, como otra alternativa a la gestión de conflictos.

Es un plus en nuestro trabajo logrando que seamos diferentes y únicos.

El mediador actúa como gestor para que los interesados , intenten acercar posiciones y resolver su conflicto, sin necesidad de acudir a la vía judicial.
Siendo el Letrado pieza clave en el asesoramiento de las partes, dado que el mediador ha de ser neutral e imparcial y por lo tanto cada uno ha de realizar su intervención de forma conjunta para que la mediación funcione adecuadamente.

ÁGIL

Más ágil y rápida, se desarrolla en sesiones, a demanda de las personas interesadas,

ECONÓMICA

Tanto en el aspecto personal (menos desgaste emocional) como en el monetario.

HUMANIZA

Son las personas las que importan, genera una predisposición al acercamiento y no hay tiempos ni formalismos que encorseten la exposición del conflicto.

GUÍA

El mediador, con las habilidades que tiene a su alcance, crea un ambiente en el que se favorezca la comunicación y afloren los sentimientos y exposición de posiciones.

El mediador

Actúa como gestor. Ofreciendo otra alternativa a la resolución de tu conflicto.

Mediación

en distintos ámbitos


  • ÁMBITO ESCOLAR

    Este es un ámbito que por ser hija de profesores y el haber escuchado a mis padres día a día que los conflictos en los centros educativos se van incrementado en número, se van agravado en intensidad y se producen a edades cada vez más tempranas, algunos surgen ya en primaria, me ha hecho reflexionar mucho y pensar sobre las bondades de la mediación en este campo de la vida.

    Todos los comentarios que ellos me hacían al llegar a casa (ya están jubilados) me parecían muy exagerados, prácticamente se me hacía difícil creer que eso pudiera estar pasando en los centros educativos. Parece una contradicción que esas dos palabras puedan coexistir EDUCACIÓN-CONFLICTO. Ello me hizo meditar y discurrir sobre las causas que pudieran estar detrás de esos conflictos (la desautorización del docente, la desmotivación del alumnado, la escasa implicación de los padres en la educación de sus hijos y el aumento generalizado de la violencia social). Todas estas causas crean un clima negativo en el centro educativo, haciendo que poco a poco la convivencia se vaya diluyendo y transformando en un ambiente de malestar.

    Ante este panorama y paisaje tan desolador, es imprescindible que todas las piezas de la maquinaria de la educación se pongan en funcionamiento para reorientar el trabajo y dirigirlo a gestionar el nuevo cambio en el sistema educativo. Desde los profesores, la dirección del centro, las Ampas, administración, los alumnos… todas las personas que constituyen el ámbito educativo tienen su parte de responsabilidad. Por ello es fundamental que la figura del mediador en este aspecto de la sociedad se dé a conocer y se potencie.

    Desde la base, que es la educación, es dónde hay que empezar a sembrar, ya que los niños de hoy serán los hombres del mañana y si les educamos en el DIÁLOGO Y EN LA PAZ SOCIAL, el día de mañana serán personas abiertas y dialogantes.

    Aprender a dialogar y a escuchar forma parte fundamental del proceso de adquisición de valores de respeto, igualdad, tolerancia y convivencia, las bases sobre las que se fundamenta la paz.

    Todos formamos partes de la educación, desde los alumnos, profesores, padres, trabajadores del centro, políticos…La Comunidad Educativa es responsable del itinerario que vayan escogiendo nuestros hijos. La base es la educación y para ello es importante que todos nos involucremos en la buena gestión de los conflictos que surjan. No vemos en conflicto como un problema sino como una oportunidad para aprender y alimentarnos de nuevas oportunidades. Los conflictos surgen en todos los ámbitos de la vida y este es un ámbito muy importante que tenemos que mimar con más cuidado, si cabe. La mediación aporta herramientas suficientes para que nuestros hijos se alimenten de capacidades para la gestión de las emociones y la gestión de aquello que les preocupa, hay que educarles en la cultura de la paz y en la cultura del diálogo. LA PALABRA ES LA HERRAMIENTA QUE NOS AYUDA A LA GESTIÓN DEL PROBLEMA.

  • ÁMBITO JUVENIL

    Los conflictos son consubstanciales a las relaciones personales, son inevitables. En el caso concreto de conflictos juveniles, hay que tener en cuenta las bases sobre las que surgen, los jóvenes están en proceso de cambio, de aprendizaje, están buscando su identidad, son un grupo social en el que la palabra “conflicto” es la esencia de sí mismos. Desde el ámbito familiar, en el que quieren buscarse su espacio y chocan con las normas estipuladas, siguiendo por el ámbito social, en el que se enfrentan con todo lo establecido y no entienden porque las cosas se hacen de una determinada manera, en el ámbito escolar, en las relaciones con otros amigos…

    En la vida y en la convivencia del día a día, necesitan ser capaces de ir resolviendo cuestiones que se les plantean, necesitan ir aprendiendo. Sus valores se encuentran confrontados con los valores de la sociedad, tienen intereses y aspiraciones que entran en desacuerdo con el resto del mundo, las conciben como deseos y necesidades importantes y se sienten incomprendidos. Es una etapa de la vida en la que las emociones y sentimientos que se generan juegan un papel muy importante, así como las relaciones de amistad. Por todo ello , el ámbito juvenil es un espacio que hay que cuidar mucho, hay que colaborar de forma preventiva como de forma reactiva para que nuestros jóvenes puedan ser capaces, a través de la ayuda del mediador, de enfrentarse a la vida y ver en el conflicto una oportunidad de cambio y aprendizaje. La técnica transformativa en los conflictos juveniles, entiendo que tiene una aplicación muy gratificante, por el resultado de su trabajo.

    El puente de comunicación que la medición juvenil extiende hace que se pueda superar el conflicto con la finalidad de que todas las partes alcancen sus objetivos. Crea las condiciones para que los aspectos transformativos sean dominantes, a través del diálogo, creando un espacio empático en el que la creatividad y la no violencia son los instrumentos utilizados. Parte de la igualdad entre las parte. Se produce la transformación más allá de las diferencias sociales, supone un conocimiento de todas las circunstancias que rodean al conflicto, así como los orígenes de la violencia o del propio conflicto. Implica las nociones de las 3 R (Reconciliación, reconstrucción, Resolución).

  • ÁMBITO FAMILIAR

    Los seres humanos somos sociales por naturaleza, ello hace que en la interrelación con otras personas nos surjan diferentes conflictos. Dentro de la familia es donde nos encontramos con nuestro verdadero yo y es el ámbito en el que nuestros sentimientos afloran con más sinceridad y transparencia, nos mostramos sin tapujos, porque estamos en nuestro ámbito y en el de las personas que nos quieren. Por lo tanto es un espacio que no va a estar exento de conflicto, es más, cualquier conflicto que surja se va a magnificar, dado que para todos, nuestra familia es nuestro nido, nuestro espacio, nuestra coraza que hemos ido creando poco a poco con el paso del tiempo, día a día. Los conflictos en el ámbito familiar son los que suelen provocar mayor dolor a todos sus integrantes, ya que no sólo se sufren por la propia pareja, sino por las personas que están alrededor (hijos, padres, hermanos, abuelos).

    Después de 20 años de ejercicio profesional como procuradora de los Tribunales, he podido observar cómo sufren las personas que llevan su asunto de divorcio o separación ante los Juzgados. Pocas veces he visto que el resultado haya sido plenamente satisfactorio para ambas partes en litigio. Las personas que acuden a un procedimiento contencioso van muchas veces a hundir a la otra parte, a que “se entere de cómo están las cosas”, a “fastidiarle en lo que pueda con tal de no darle la razón”. El juez, dicta la sentencia, después de ver cómo las familias se despojan de sus vestiduras ante los colaboradores de la Justicia (Juez, Abogados, Procuradores, agentes judiciales, peritos, servicio de Aprome, Fiscal), y ahí desnudos ante todos estos personajes, actúan las partes. Todo lo más íntimo que han ido creando con el tiempo que han estado juntos y demostrándose su amor, de repente lo dan a conocer y salen a escena los reproches, los insabores, los daños, la apatía, la lucha por los hijos, la lucha a muerte por el piso y el coche y por la distribución de esos bienes que con tanto trabajo han ido consiguiendo. Llegan incluso a dejar de ver qué es lo verdaderamente importante para ambos para entrar directamente al campo de batalla, convirtiéndose en verdaderas fieras luchando como nunca lo habían hecho hasta ese momento. Se buscan la mejor armamenta para lanzarse a la lucha y después de agotarse en la misma, es el Juez quien va a decidir qué es, bajo su parecer lo mejor para ellos.

    La mediación familiar evita todo este circo, hace que las personas que toman la decisión de divorciarse o separarse, y que son las que mejor conocen su conflicto, se sienten a dialogar. Quién mejor que los propios protagonistas para crear su propio guión y obtener sus propias soluciones, las que ellos entienden que son mejores para ambos y para sus hijos. La familia sigue manteniéndose a pesar de que la relación de pareja se haya roto y gracias a la mediación la relación con los hijos y con la pareja subsiste.

    El espacio de la familia es un espacio delicado en el que los sentimientos, al estallar el conflicto, se encuentran a flor de piel. Nuestra protección se desvanece, por ello la mediación sirve de manta que arropa a las personas que se encuentran débiles y desvalidas, desorientadas ante una nueva situación sobrevenida, es esa madre que cada noche nos da calor por las noches, nos guía en nuestro sueños. Toda nuestra intimidad se preserva cuando acudimos a un mediador para que nos ayude a gestionar nuestro conflicto. Vamos a ser nosotros, que conocemos a nuestros hijos, que sabemos dónde nos gusta veranear, cuánto tiempo y cuáles son las necesidades de nuestra familia quienes vamos a restructurar lo nuestro a nuestra manera. Evitamos ir a los Tribunales para que el Juez nos diga cómo tenemos que reorganizar nuestra vida ante una nueva situación.

  • ÁMBITO SOCIO-INTERCULTURAL

    La diferencia social es una realidad, no un conflicto, con ello quiero expresar la visión de oportunidad a la diversidad, siendo esta un valor. En el mundo actual que vivimos somos todos diferentes y ello se convierte en algo muy valioso y positivo. De la diversidad nos podemos enriquecer todos. El conflicto que surge no es por la diferencia en la religión, cultura, etnia… sino por miedo a ver modificadas las propias costumbres y privilegios.

    El conflicto no surge por diferencia, sino por desigualdad. Cuando de la diferencia se hace desigualdad, es cuando surge el conflicto.

    Y es aquí donde entra en juego la mediación. La mediación que tiene como objetivo crear lazos, regenerar relaciones, propiciar encuentros y diálogos fructíferos entre personas y/o colectivos enfrentados.

    Mediar es poner razón, es devolver a las partes en conflicto el poder de decidir la solución a adoptar que perdieron por la sin razón del conflicto. Mediar es aprender y “aprehender” del conflicto.

    Vivimos en un mundo de intercambios y de movimientos de refugiados, migraciones económicas que hace que se instauren en los países personas de diferentes otras culturas que han de coexistir con otras culturas. Hay que buscar una actitud positiva de acogimiento y de adaptación, que evite la hostilidad hacia otras etnias y razas, ello provocará un entendimiento fluido y evitará malos entendidos en la comunicación. El punto de partida es el diálogo entre las personas y ello se consigue desde la base, desde las escuelas y la formación en la cultura de la paz, hay que inculcar los valores de la diversidad, respeto a los demás, promover la no violencia la inclusión en nuestro ámbito, el respeto, la igualdad, la honestidad, frente a le exclusión e intolerancia…desde la escuela para reconducir las relaciones interpersonales al entendimiento, con el respeto a las diferencias que siempre van a existir.

    Ante la existencia de personas que no hablan la misma lengua ni comparten los mismos códigos culturales, se crea la necesidad del entendimiento y surge la mediación como puente entre culturas diversas que ayuda a compensar las posibles desigualdades del más débil respecto al marco social actual. Entiendo que el mediador intercultural trabaja la revalorización y el reconocimiento, ayudando a mejorar las relaciones interétnicas marcadas por el desconocimiento, el rechazo, la discriminación y perjuicios. Es la visión positiva del conflicto, entendiendo la diversidad como motor de cambio y mejora de situaciones.

    Es necesario estar dentro de la misma sintonía, aunque las músicas que se escuchen sean de distinto estilo.

    El diálogo y la adaptación a las costumbres junto con la obtención de información sobre las diferentes culturas es lo que hace que la interrelación entre las personas diferentes y consiga el enriquecimiento de los seres humanos.

  • ÁMBITO LABORAL

    ESCRITO DE SOLICITUD DE INICIACIÓN DEL PROCEDIMIENTO DE CONCILIACIÓN-MEDIACIÓN INDIVIDUAL

    https://www.serla.es/es/conciliacion-mediacion-individual/escrito-solicitud-iniciacion-procedimiento-conciliacion-med

    Gloria Calderón es también mediadora laboral para conflictos individuales y puede ser designada tanto al trabajador como a la empresa cuando se solicite la mediación laboral. (SERLA)

  • ADICCIONES

    En la sociedad actual todos debemos implicarnos para que el mundo de las drogas sea controlado y para que de forma preventiva advirtamos a nuestros hijos sobre el gran perjuicio social, económico y personal que tiene la devastadora acción de las drogas.

    Por todo ello es fundamental la gestión de planes preventivos y planes de erradicación de dicha lacra. La necesidad de coordinación institucional e intersectorial, la mejora en el acceso a los programas de prevención asegurando su continuidad y sostenibilidad a largo plazo, el desarrollo de acciones específicas dirigidas a colectivos en situación de riesgo y especial vulnerabilidad, así como el acceso a tratamientos diversificados, asegurando la gestión de los problemas de salud. En España, el desarrollo del Plan Nacional sobre Drogas, como órgano de coordinación y encuentro entre las administraciones para dotar de un enfoque homogéneo al fenómeno de las drogodependencias, ha facilitado a lo largo de los años, la adecuación de respuestas institucionales a las realidades cambiantes de los consumos y problemas que de ellos se derivan. La estrategia en dicho plan incorpora la responsabilidad de hacer efectiva la perspectiva de género en los objetivos a conseguir y promueve su inclusión, extensión y planificación, de las distintas intervenciones a realizar en todos los ámbitos de actuación.

    Se logra la optimización de la oferta de iniciativas de prevención, de disminución de riesgos y daños. Estas iniciativas obedecen a los cambios que se ha producido en los patrones y perfiles de consumo como un modelo de policonsumo cada vez más generalizado, el descenso de la edad de inicio y la estrecha relación entre consumos y espacios de ocio. También la aparición de nuevas sustancias, el incremento de los trastornos mentales asociados al consumo de drogas o los nuevos contextos relacionados con las personas inmigrantes en España se han reflejado en la evolución de este fenómeno.

    En cuanto a recursos materiales, disponen del espacio físico de la oficina y de la red municipal de atención a personas drogodependientes.

    NUESTROS OBJETIVOS

    El objetivo general es el de la prevención del consumo de cocaína en los adolescentes y jóvenes, pero además tenemos otros objetivos específicos como: Incrementar el nivel de información sobre la cocaína, sus efectos, riesgos y consecuencias, especialmente las inmediatas y graves.; Incrementar la percepción de riesgo asociada al consumo de Cocaína.

    Favorecer la identificación de la presión de grupo como factor determinante en las conductas de los adolescentes y en el inicio del consumo de drogas; Dotar de habilidades de resistencia a los adolescentes frente a la oferta de drogas y a la presión favorable al consumo; Desmitificar las creencias erróneas de los jóvenes sobre la normalización del consumo juvenil de cocaína; Facilitar una percepción ajustada respecto a la prevalencia de consumo actual de cocaína por la población adolescente; Incrementar la percepción de las consecuencias negativas del consumo de cocaína de índole sanitaria y social.

    NUESTRO MODELO

    Nuestro modelo se baja en la utilización de técnicas de grupo que resultan atractivas para los jóvenes y potencian la integración emocional y racional de los contenidos que se tratan a lo largo del taller. Para ello contamos con un grupo de mediadores interdisciplinares de gran formación y experiencia previa como conocedores de los destinatarios de nuestro programa, todas las actividades van dirigidas a estimular la participación de todos los miembros del grupo.

    Todas las sesiones las iniciamos con una fase de caldeamiento del grupo mediante juegos o dinámicas diversas, continuando con una actividad central interactiva y concluyendo con una fase de cierre en al que se hará una síntesis de todos los contenidos tratados y la despedida.

    Cada sesión aproximadamente dura unos noventa minutos.

    NUESTRO MÉTODO DE TRABAJO

    Primera Cita: Como máximo, se da cita a los 2 días desde el acceso al programa dada la situación urgente del conflicto.

    Características de las citas: Muy ágiles y flexibles. No hay normas rígidas, hay que adaptarse a la juventud y a sus formas de relacionarse.

    Asignación de un mediador que es quien diseña con el beneficiario un plan de trabajo que se irá ajustando y modificando en función de las necesidades, pero que actúa junto con el equipo multidisciplinar Seguimiento y Registro: El plan de trabajo individualizado se revisa por protocolo, al menos una vez al mes, pero pueden incorporarse nuevos objetivos o modificarlos en caso de necesidad.

    Se recogen a través de informes de las citas realizadas y del registro de gestiones.

    Unos de las actividades que hacemos es la siguiente: “¿Quién soy yo, quién eres tú?”

    El monitor propone un juego para hacer las presentaciones y da las instrucciones:

    • Todo el mundo debe ponerse de pie y situándose en círculo se irán tirando unos a otros una pequeña pelota de trapo diciendo su nombre al mismo tiempo que se la lanzan a uno de los compañeros. Se puede repetir varias veces hasta que todo el mundo se haya presentado y se conozcan los nombres. Conviene evitar que quede algún miembro del grupo sin ser presentado. Para ello se puede dar la consigna de que no se puede tirar la pelota al mismo compañero más de una vez en la primera ronda.

    • En el caso de que el grupo ya se conozca, se puede realizar el mismo juego pero diciendo alguna palabra que exprese un rasgo de la persona que tira la pelota o algo que le guste y que considere que le caracteriza

    Actividad central: Tormenta de ideas (Brainstorming)

    Esta actividad sirve para caldear al grupo y crear el clima necesario para desarrollar el taller, así como para tener datos sobre el nivel de información que tienen los participantes sobre la cocaína, sus actitudes frente al consumo y el grado de percepción de riesgo asociado a éste.

    Se propone una ronda de intervenciones en la que cada miembro del grupo debe decir lo que le sugiera el término “COCAÍNA” empleando una palabra o frase breve

    Cierrre de la sesión: El monitor cierra la sesión proponiendo que se despidan diciendo una sola palabra que exprese cómo se han sentido o qué les ha parecido la sesión.

    ¿QUÉ BUSCAMOS?

    • Favorecer la identificación de la presión de grupo como factor determinante en las conductas de los adolescentes y en el inicio del consumo de drogas.

    • Identificar las variables individuales que incrementan la vulnerabilidad frente a la presión de grupo.

    • Entrenar en habilidades de resistencia a la presión de grupo. ¿REDES SOCIALES?

    • Favorecer la prevención como valor en la cultura del grupo.

  • ÁMBITO EMPRESARIAL

    Nuestro objetivo es dar a conocer la mediación como sistema de resolución de conflictos en cuanto en su organización empresarial en las relaciones laborales, relaciones con clientes, proveedores, distribuidores, agentes externos…

    Es una manera muy inteligente de organizar la vida de la empresa, encaminada a obtener el mayor beneficio. Es importante que se solicite por parte de las empresas a sus asesores, la inclusión de la cláusula de sometimiento a mediación como vía previa a la judicial.

    BENEFICIOS:

    1.-Sistema más económico tanto en el aspecto monetario, dado que normalmente se obtiene la solución en 5 o 6 sesiones (pagada por mitad entre ambas partes), como en el aspecto del tiempo invertido Siendo el factor tiempo muy importante para la empresa, dado que no puede permitirse el lujo de alargar la agonía del conflicto puesto que le genera malestar con el trabajador/proveedor. Refuerza vínculos, ya que el lograr que las personas se sienten a dialogar alrededor de una mesa, hace que se puedan escuchar y que uno pueda ponerse en el lugar del otro y vea el problema desde otra perspectiva. Si existe un problema interno en la empresa, puede ser que a través de la mediación logremos solventarlo y de esta forma sigamos manteniendo la buena relación entre los trabajadores y ello repercuta en la mejor productividad, genere un ambiente más agradable dentro de la empresa, haciendo que el trabajador se esfuerce más en su trabajo reflejándose en buenos datos económicos para la empresa. Eso mismo ocurre con los proveedores y clientes. En Procumedia utilizamos el Sistema Lego Serious Play

    2.-El secreto profesional y la confidencialidad. Resulta imprescindible en cuanto al prestigio de las firmas (queda salvaguardado) que están muchas veces en juego, y a la garantía de que ciertas informaciones sensibles no van a ser transmitidas. Las empresas ganan en competitividad puesto que "se salvaguarda la confidencialidad sin que llegue a trascender un problema, por ejemplo, de liquidez o que un proveedor le reclame, lo que podría generar que otro proveedor dejase de suministrarle si la información trasciende. También se mejora la imagen y la reputación". Todo lo que se hable en la mesa de mediación queda dentro de dicha mesa, sin publicidad externa. Por lo que otras empresas de la competencia no se enteran de lo acontecido.

    3.-Las soluciones obtenidas en mediación son más creativas, ya que han nacido de las diferentes conversaciones y diálogos entre las partes, son sus soluciones, ya que mejor que ellos nadie conoce el funcionamiento de la empresa y pueden buscar la solución adaptada al perfil particular de cada empresa

    4.-Sencillez : ofrece la gestión de conflictos en diferentes casos y situaciones como conflictos con el personal de la compañía, entre los propios departamentos de la misma, problemas con proveedores o clientes, compañías de un mismo sector, por competencia desleal o conflictos derivados o relacionados con la propiedad industrial e intelectual, entre otros, aparte de perfilarse como una herramienta útil para las empresas familiares en las que las relaciones interpersonales entre sus miembros, a veces, son difíciles llegando incluso a poner en riesgo la continuidad y viabilidad de la sociedad empresarial El mediador -experto en comunicación, negociación y gestión de conflictos-, ayuda a buscar soluciones que satisfagan mutuamente y bajo el paradigma de win-win, alcanzando acuerdos que son duraderos. Método muy flexible puesto que el proceso se puede adaptar a cada conflicto frente a los procesos tradicionales de resolución "que son más estandarizados y encorsetados",

    5.-Además, se consigue un mayor porcentaje de éxito que con los sistemas tradicionales. Las "soluciones son más imaginativas porque no es un método encorsetado y son las partes las que ponen las soluciones", de manera que se pueden encontrar mejores vías para resolver el conflicto, consiguiendo a la vez un mayor grado de satisfacción mutua al no ser impuesto por terceros, sino surgidos a raíz de la colaboración entre las partes a través del proceso de mediación.

    6.-En la ejecución del acuerdo también se consigue un mayor grado, puesto que "en otras formas las partes no se implican directamente en la resolución del conflicto y no hay problema en cumplir el acuerdo porque no te imponen una solución".

    Finalmente, otra ventaja es que se produce un aprendizaje para solucionar conflictos futuros con nuevas dinámicas basadas en la cooperación y la colaboración, consiguiendo mejorar la comunicación y relación entre ambas partes.

    ¿DÓNDE APLICAMOS LA MEDIACIÓN?

    -organización del protocolo familiar en la EMPRESAS FAMILIARES, para organizar la intervención de cada miembro de la familia, las sucesiones…

    -conflictos intra y extrafronterizos que puedan surgir en el ámbito empresarial entre distintas empresas, el empresario y los trabajadores, los trabajadores, distribuidores, proveedores….

    - conflictos que surgen de la organización interna y distribución de tareas, incorporación de trabajadores con necesidades especiales y discapacidad….

  • ÁMBITO SANITARIO

    Como el método para la resolución de conflictos en el ámbito sanitario, ya sea entre profesionales de la salud, entre éstos y usuarios, o entre usuarios y la propia institución.

    Supuestos:

    • Mala praxis

    • Relación médico/paciente vulneración de los derechos de intimidad y confidencialidad para restituir la confianza de su relación.

    • Entre compañeros (mobbing o falta de entendimiento, cambios de turnos, límites de sus funciones).

    Dos puntos de vista:

    • Por un lado, la mediación intercultural sanitaria, en la que una persona mediadora, ante el conflicto que puede surgir cuando una persona de otra cultura, que no domina el idioma, o que por sus convicciones religiosas y/o culturales puede objetar ante ciertas prácticas sanitarias. En ese supuesto, la mediación se convierte en algo más que un ejercicio de traducción de los síntomas, pues sirve de puente para interpretar códigos culturales propios del entorno de origen del paciente.

    • Por otro lado, la mediación sanitaria específicamente aplicada a la resolución de conflictos derivados del acceso a la sanidad, la gestión del proceso burocrático en la atención al paciente, las esperas en los servicios de urgencias, y que tienen su muestra más clara con el enfrentamiento entre la Administración sanitaria (que afecta a todo el personal sanitario, independientemente de su categoría profesional) y la ciudadanía en el acceso a ejercer su derecho al acceso al Sistema Sanitario Español.

    La comunicación es fundamental en la relación médico/paciente.

    Por tanto, en este entorno, habrá que tener en cuenta las múltiples interacciones que se producen en el ámbito sanitario, que fundamentalmente provienen de tres elementos imprescindibles:

    • La persona enferma y su entorno familiar, que acceden al servicio en condiciones difíciles en cuanto al estado de ánimo. No sólo tienen que ser atendidos, sino que han de tener a su disposición cauces de participación en el sistema sanitario, para que en caso de conflicto, éste pueda ser resuelto de forma extrajudicial.

    • El centro sanitario, compuesto por todo el personal sanitario, administrativo, de mantenimiento, se configura como el receptor de la persona usuaria, está constantemente bajo un entramado de burocracia, que dificulta la relación directa con los usuarios finales.

    • Sistema sobresaturado en su utilización por parte de las personas usuarias, y por otro, la escasez de recursos con los que han de hacer frente los profesionales sanitarios. Así, las quejas y reclamaciones son numerosas y constantes, para determinados servicios, y de forma esporádica los profesionales sanitarios son objeto de amenazas, insultos y agresiones por usuarios del sistema de salud.

    Ante esta realidad NO SE TRATA DE BUSCAR CULPABLES, SINO DE BUSCAR UNA SOLUCIÓN.

    A)Desde una óptica preventiva del conflicto, es tal la relevancia de implementar servicios de mediación, que reduciría considerablemente las denuncias, reclamaciones y quejas de usuarios, al solucionar, en menos tiempo y con menor coste emocional los contratiempos surgidos en la relación del servicio sanitario-paciente.

    B)Una vez producido el conflicto, de existir el servicio de mediación en el centro sanitario, permitiría realizar varias sesiones de mediación en las que la persona mediadora conduciría el proceso para la búsqueda de soluciones entre las partes. El proceso debe caracterizarse por la sencillez y por la utilidad y funcionalidad, además de la brevedad temporal.

  • ÁMBITO COMUNITARIO

    Esta Mediación está intimamente relacionada con la policial en cuanto que es en el barrio donde surgen los conflictos que se tratan a través de esta Mediación que tiene una implicación más grande porque afecta a toda una colectividad. La Mediación comunitaria surge en el espacio fisico que comparten las personas por problemas de vecindad, educación, cultura, costumbres…

    Podemos encontrar conflictos manifiestos o latentes, del mismo modo, podemos decir que el proceso de mediación puede intervenir con tres diferentes usos o funciones: prevención, gestión y la restauración.

    Uso en prevención: El conflicto latente.

    En el uso preventivo de la mediación comunitaria, nos centramos en evitar que el conflicto llegue a manifestarse, trabajando de forma activa, mediante acciones de sensibilización, formación, Información. Este trabajo preventivo ayudará a gestionar con más eficacia y agilidad el conflicto si éste llegase a manifestarse. Son actividades orientadas conscientemente a la prevención abierta de conflictos.

    Por ejemplo, en caso de que nos encontremos con un conflicto latente con bandas latinoamericanas, el informar a la comunidad de jóvenes de sus riesgos y la existencia de servicios de mediación, coordinar acciones con servicios locales como la policía, o ponerse en contacto previo con los líderes de estos grupos, puede garantizar la efectividad de las acciones de mediación, en caso que surja algún conflicto.

    Uso en gestión: El conflicto manifiesto.

    Una vez el conflicto se manifiesta, es necesario gestionarlo, de manera positiva para resolver las disputas de forma no violenta, y mejorar las relaciones entre la comunidad. En estas situaciones en las que el conflicto es manifiesto, realizamos trabajo en tres fases:

    1- En primer lugar (premediación) contrastar la información de la que se dispone con las partes implicadas e identificadas. Si por el contrario, no se han identificado las partes, se propondrán actividades para identificar a éstas. En el caso de que ya hubieran tenido lugar labores preventivas, esta primera fase será rápida. Realizar entrevistas con los miembros de los grupos para acercar posiciones y aislar el problema.

    2- Una vez se ha concretado el conflicto, sus necesidades y posibles soluciones o acuerdos, se propondrán encuentros entre las partes en conflicto. Se redactará un acuerdo conjunto que satisfaga a los dos grupos.

    3- Realizar un planning del seguimiento del acuerdo.

    Uso en restauración de las relaciones: Después del conflicto.

    El uso de la mediación como medio para la restauración de las relaciones sociales dañadas tras la gestión del conflicto. La mediación adquiere en esta situación funciones de reconciliación, restauración y rehabilitación de las relaciones sociales que se hayan podido ver afectadas por el conflicto. Este tipo de mediación se englobaría dentro del campo conocido como Justicia Restaurativa, cuya función es restaurar los pilares sociales afectados, siempre teniendo en cuenta que su labor no sustituye a la aplicación de la justicia de tipo penal, sino que la complementa durante o posteriormente a su aplicación.

    Tiene importancia el hecho que las partes en discordia hagan suyo el conflicto y las soluciones que se propongan. Aquí subyace la necesidad de que ambas partes se encuentren en igualdad de condiciones para evitar que durante el proceso de mediación comunitaria surja algún tipo de desequilibrio que afecte a que la solución sea lo más equitativa para ambas partes.

    Al trabajar con las diferentes partes implicadas, el mediador debe familiarizarse con las claves culturales o necesidades de los grupos o individuos implicados,de esta forma se garantizará una gestión correcta que se adecúe a las expectativas de las partes.

    Ventajas

    La mediación comunitaria crea en la comunidad un sentido de “igualdad” que se traduce en mejoras de convivencia a nivel social referente a varios aspectos:

    - Permite la detección temprana de conflictos sociales.

    - Mejora sustancial de la convivencia.

    - Práctica cívica y dialogante.

    - Genera confianza en las Instituciones

    - Promueve la solidaridad en los barrios.

    - Barrios más seguros.

    - La mediación le permite a la comunidad y a sus individuos ir desde el conflicto hacia situaciones más cooperativas.

    - La mayor ventaja individual es un sensible aumento del protagonismo de las partes, lo que aumenta la responsabilidad de éstas.

    - Todas las personas, grupos y/o organizaciones que se encuentren inmersos en un proceso conflictivo pueden ser los beneficiarios de esta nueva institución.